Bodegas Pradorey

Pradorey wines

La historia de la finca que actualmente ocupa Bodegas Pradorey se remonta a comienzos del siglo XVI, cuando los dominios pasaron a manos de Isabel la Católica, y posteriormente se convirtieron en tierras agrícolas y ganaderas, siempre permaneciendo en posesión de la realeza, hasta que en el siglo XX pasa a ser propiedad privada hasta que finalmente la familia Cremades,  actual dueña de la finca, se hace con ella. También propietarios del Real Sitio de la Ventosilla, la familia Cremades, cultivando la variedad de uva Tempranillo o tinta fina del país, consiguió obtener un vino de gran calidad a partir de sus propios viñedos, algunos de ellos con más de cien años de antigüedad. Posteriormente se construiría otra bodega en el término municipal de Rueda, donde se mezclan las prácticas artesanales con los últimos avances en tecnología en un terreno idóneo para la elaboración de vino blanco.